Elpais

EL PAÎS : La UE profundiza la relación con Rabat

Presse hispanophone

Elpais
Las dos partes se comprometen a potenciar el libre cambio y la integración económica – Colaborarán en operaciones de gestión de crisis civiles y militares

RICARDO M. DE RITUERTO – Luxemburgo – 14/10/2008

La UE y Marruecos acordaron ayer conceder un Estatuto Avanzado a sus relaciones de vecindad con vistas a integrar al país magrebí en un marco privilegiado que incluye « todo menos las instituciones », en palabras del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Ambas partes celebrarán cumbres, buscarán un acuerdo de libre cambio.

La UE y Marruecos acordaron ayer conceder un Estatuto Avanzado a sus relaciones de vecindad con vistas a integrar al país magrebí en un marco privilegiado que incluye « todo menos las instituciones », en palabras del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Ambas partes celebrarán cumbres, buscarán un acuerdo de libre cambio, trabajarán por formar un espacio económico común y colaborarán en diversas áreas, incluida la participación de Marruecos en operaciones de gestión de crisis, tanto civiles como militares. En el documento no hay fechas concretas ni dotaciones económicas, por lo que europeos y marroquíes subrayaron el valor de la voluntad política de avanzar en común.

Moratinos habló de « día histórico para Marruecos y para la UE por el hondo calado » de la nueva relación, que presentó como modelo para otras que la UE pueda establecer con países como Argelia y Túnez en un plazo indeterminado, y antes con Ucrania, Moldavia o Israel.

La cercanía física de Marruecos a la UE, su relativa proximidad a los valores europeos, las intensas relaciones económicas y personales entre ambas orillas y la necesidad de tener un vecino estable al sur han hecho que la UE se proponga responder positivamente « a las expectativas y necesidades específicas de Marruecos para acompañarle en su valeroso proceso de modernización y democratización », según una declaración de la Unión. Los campos civiles y económicos de acercamiento son obvios, pero los Veintisiete también celebran la participación de Marruecos en la operación de estabilización de Bosnia, a la que contribuyó con 130 soldados en 2005.

Europa y Marruecos quisieron enfatizar el carácter político del nuevo estatuto, primero de este tipo que refuerza los vigentes bilaterales de la UE con sus vecinos en la Política de Vecindad, al colocar por delante de todos los objetivos la celebración de una cumbre Marruecos-UE. Como en todo el documento no hay datos concretos, las previstas cumbres se celebrarán conforme las circunstancias lo requieran. Moratinos aseguró que durante la presidencia española, en el primer semestre de 2010, habrá una.

El acuerdo también establece que los ministros de Exteriores comunitarios y marroquí, reunidos ayer en Luxemburgo, mantendrán encuentros de forma informal y específica, y que se reforzará la cooperación en la Política Europea de Seguridad y Defensa para dar entrada a Marruecos en operaciones de gestión de crisis.

El documento fija áreas de colaboración policial y judicial, da entrada a Marruecos en determinadas agencias comunitarias (seguridad aérea, observatorio de la droga, Eurojust) y en su vertiente económica y financiera se marca como objetivo « la puesta en marcha de un espacio económico común caracterizado por una integración progresiva de la economía marroquí en la de la UE ». Ambas partes se muestran a favor de alcanzar un « Acuerdo de Libre Cambio Profundizado que permita la libre circulación de mercancías, servicios, capitales y la presencia temporal de personas físicas con fines profesionales ».

Al ministro marroquí de Exteriores, Tayeb Fassi-Fihri, se le hizo notar cómo el documento estaba tan lleno de magníficas declaraciones como falto de estrategias para hacerlas realidad, a lo que asintió diciendo que el trabajo empieza ahora en Rabat. Apuntó que hay en marcha negociaciones bilaterales sobre agricultura, industria y servicios « en las que queremos conseguir avances », e indicó que los deseos europeos de progresar en industria y servicios han de tener en cuenta los intereses marroquíes sobre la agricultura, que ponen nerviosos a países euromediterráneos. « Para que haya acuerdo sobre industria deberá haber acuerdo a medio plazo sobre la agricultura », dijo. La agricultura da empleo a más del 40% de la población marroquí. También pronosticó que habrá pronto un acuerdo de readmisión de emigrantes ilegales. « Lo más importante es que vamos a pensar juntos cómo crear riqueza », indicó el jefe de la diplomacia marroquí.

A partir de 2013, una vez concluido el actual marco presupuestario de la UE, « se abre la puerta para que Marruecos se beneficie de la política de cohesión » comunitaria, señaló Moratinos, quien dijo que como Marruecos no tiene voluntad de integrarse en la UE porque no pertenece a Europa, « debemos tener la mejor relación para que se involucre en las políticas de la UE porque es un país con el que la UE tiene que compartir su futuro ».

Desacuerdo sobre la sanción a Rusia

Si hubo acuerdo sobre Marruecos, los ministros de Exteriores de la UE, reunidos en Luxemburgo, no lo alcanzaron sobre la pertinencia de levantar la sanción impuesta a Rusia por su invasión de Georgia (suspensión de la negociación para un futuro acuerdo de cooperación estratégica), y dejaron la pelota en el patio de los jefes de Estado y de Gobierno, que se reúnen mañana y pasado mañana en Bruselas.

Ni siquiera pudieron garantizar que los máximos dirigentes vayan a tomar una decisión, en vista de la presión que hacen algunos países para esperar hasta las vísperas de la cumbre UE-Rusia de dentro de un mes en Niza. La sanción fue pactada por los líderes de los Veintisiete el pasado 1 de septiembre y está supeditada al pleno cumplimiento ruso del plan de paz concebido por el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Por otra parte, la UE suspendió ayer durante seis meses la prohibición de que el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, y otra docena de altos responsables oficiales viajen a territorio de la Unión por sus prácticas antidemocráticas, y como premio a la liberación de presos políticos, incluida la del líder opositor, Alexandr Kozulin. En la práctica, las sanciones afectarán a partir de ahora a cinco personas con cargos en el régimen, frente a las 41 de antes.

Se prorrogan las sanciones a las personas vinculadas a algunas desapariciones de opositores en 1999 y 2000, así como a la presidenta de la Comisión Electoral Central bielorrusa, Lidia Ermóshina.

Laisser un commentaire